La asociación entre Monarch Air Group y Karisma Hotels & Resorts es el ejemplo más reciente de la unión de las industrias de la aviación ejecutiva y la hotelería para reactivar el mercado de viajes en medio de la pandemia mundial.

Dado que la aviación comercial planea lentamente recuperar su forma pre-Covid, no es ningún secreto que los viajeros comerciales frecuentes todavía tienen preocupaciones sobre la seguridad general de su vuelo. Otros no pueden darse el lujo de esperar, hecho que ha jugado a favor de las operaciones de aviación privada durante la pandemia, con nuevos pasajeros en transición a este segmento en busca de mayor confiabilidad y seguridad.

La seguridad es primordial. Al volar, los pasajeros privados evitarán los terminales públicos y las concurridas líneas de aduanas, podrán elegir con quién volar, la tripulación usará máscaras y se controlará regularmente, y recibirán un trato único y personalizado. El servicio al cliente impecable y las relaciones con los clientes a largo plazo son los pilares de la aviación privada.

Algunas de las principales cadenas hoteleras de todo el mundo, que en el pasado dependían en gran medida de la aviación comercial, están tratando de encontrar formas de restablecer la demanda. La asociación con compañías de aviones privados ha sido una tendencia reciente seguida por los hoteles para reducir la incertidumbre que rodea a los viajes a sus ubicaciones.

Nunca en el pasado los hoteles han tenido que soportar este tipo de dolor de cabeza que afecta a la aviación comercial; uno de sus socios clave. Y a medida que los hoteles se abren a los negocios con las restricciones que se eliminan en diversas regiones, la incertidumbre permanece en la industria de los viajes aéreos.

Una de las asociaciones recientes más notables entre un hotel con presencia global y una compañía de aviones privados se registró cuando Karisma Hotels & Resorts firmó un acuerdo de asociación con Monarch Air Group, con sede en Fort Lauderdale, para clientes que parten de ciudades seleccionadas de EE. UU. a su propiedad en México.

El presidente de Monarch Air Group, David Gitman, dijo: «La industria de viajes en su conjunto se ha visto afectada por la pandemia, y todos tenemos que desempeñar un papel importante en su recuperación rápida y sostenible. Gracias a su flexibilidad, la aviación privada puede respaldar operaciones seguras a cualquier destino. Esta asociación con Karisma Hotels & Resorts permitirá a los clientes redescubrir los viajes aéreos de forma segura y exclusiva, al mismo tiempo que experimentan un servicio de primer nivel y disfrutan del ambiente paradisíaco de posiblemente la playa más hermosa del mundo».

private aviationBill Linehan, presidente de Premier Worldwide Marketing, los representantes exclusivos de ventas y marketing de Karisma Hotels & Resorts, agregó: «Estamos viendo una fuerte demanda de viajes de lujo y escapadas familiares divertidos, por lo que estamos priorizando las asociaciones que facilitan los viajes y reducen las preocupaciones, además de permitir que los invitados mantengan este importante momento familiar en sus recuerdos. Monarch Air Group nos permite presentar la opción de viajes en jet privado con precios especiales para miembros para priorizar la seguridad, la conveniencia y una experiencia de viaje agradable de puerta a puerta que marca la pauta para unas vacaciones excelentes e inolvidables».

Con una nueva normalidad en los viajes, los pasajeros están más preocupados por la seguridad, la privacidad, la higiene y la flexibilidad. Todas las variables anteriores se reducen al mínimo con la aviación privada, que permite a los pasajeros partir y aterrizar en terminales privados, y elegir a sus compañeros de viaje, rebajando la incertidumbre y permitiendo que los clientes disfruten plenamente de la experiencia. Las asociaciones de hoteles y vuelos privados desempeñarán un papel clave para avanzar en la recuperación general de la industria de viajes.

Monarch Air Group y Karisma Hotels & Resorts se complacen en ofrecer un descuento exclusivo para los huéspedes que hayan reservado sus próximas vacaciones en una propiedad de Karisma Hotels & Resorts en México.